Foto 1 de 15 Anterior  | Siguiente

Bob Marley

Ficha de Bob Marley

en adopción
Clase
Perro
Nombre:
Bob Marley
Desde
2-8-2018
Sexo
Macho 
Edad
3 años 
fecha de nacimiento
8/2015 
Raza
Perro de Aguas Español 
Tamaño
Mediano 
Localidad
Lleida  (Lleida)
ID
814 
Descripción
ABANDONADO DENTRO DE SU PROPIO HOGAR

Hace unos meses publicamos la historia de Bob Marley, hoy la compartimos de nuevo para intentar buscarle una familia, pero antes debemos decir que él es un perro estupendo, pero se muestra excesivamente protector con la comida, tanto que ha llegado a enseñarnos los dientes. Con ayuda de un profesional estamos seguros de que esa conducta se puede corregir, pero aquí todos somos voluntarios y nos faltan recursos humanos y medios.
_____________

Esta es la historia de su llegada a la protectora:

Bob Marley, así hemos decidido llamarle, no tiene este aspecto porque sea un reconocido cantante de reggae, ni porque haya vuelto con rastas después de unas vacaciones en Jamaica. Esta pobre criatura tenía “familia” y ellos mismos se encargaron de dejarlo en nuestra protectora. Así de crudo, duro y real. Cuando pensamos en animales maltratados o en estados similares al del pobre Bob, siempre damos por hecho que provienen de la calle, pero hay muchos animales que viven abandonados dentro de sus propias casas.

Hacía mucho tiempo que no veíamos un animal tan dejado. Su pelo estaba tan enmarañado, que era totalmente imposible que el pobre pudiese llegar a percibir el contacto de una mano humana, por no hablar de lo insalubre de vivir en esa situación. Lo más destacable que hicieron por él fue ponerle la vacuna del segundo año, y suponemos que le daban de comer y gracias, pero tampoco mucho porque gordo, lo que se dice gordo, no estaba.

Laura de Nelfly se ha ofreció de forma voluntaria y totalmente altruista para hacer una agotadora sesión de peluquería para el pobre Bob Marley. Ella, una profesional acostumbrada a ver de todo, se quedó aterrorizada del grave estado de dejadez en el que se encontraba este animal.

Debajo de todo ese pelo podrido y maloliente había, aparte de un precioso perro, lo siguiente:
- Heridas en las orejas.
- Una fuerte infección en el cuello debido a la presión que ejercía el collar que llevaba sobre todo ese manto de pelo muerto y podrido.
- Tenía las patas pobladas de espigas clavadas.
- Tenía un tapón de pelo tan grande en el culo, que no sabemos cómo se las ingeniaba para poder hacer caca, de hecho, solo llegar de vuelta a la protectora, el pobre cagó cuatro veces seguidas.
- Lo mismo alrededor del pene, era totalmente imposible que pudiese mear con normalidad.
En definitiva, si su pelo fuese el nido de un pájaro, podríamos entender que hubiese ramas, palitos, hojas y elementos varios difíciles de identificar, pero Bob Marley es un precioso perro de aguas, al que no lo salvó ni ser de raza. Él acabó siendo víctima de la dejadez, la indiferencia y el olvido.

¿Hay alguna excusa creíble para dejar que llegase a ese estado?
Ninguna. Nada más llegar a la protectora fue saludando a todos los voluntarios de forma totalmente amistosa. Con el resto de perros es muy prudente, entendemos que no se ha relacionado mucho con los de su especie. Y si esto es poco, para valorar su carácter, tengamos en cuenta que estuvo más de tres horas en la peluquería y se dejó hacer de todo.
Por desgracia, tendremos que volver a empezar su calendario de vacunación (vacuna y recordatorio), habrá que chiparlo, desparasitarlo internamente, castrarlo, que mañana ya nos lo dirá el veterinario, pero parece que tiene un testículo en el abdomen, con lo cual será una cirugía similar a la de una hembra, y tendrán que valorar el estado de su piel, oídos y ojos.

Tener un animal es una responsabilidad. Si haces las cosas bien y quieres disfrutar de su compañía, todo es muy fácil de llevar, pero cuando un animal llega a tu vida fruto de un impulso y un capricho, llega a convertirse en una carga para la encuentras mil formas de justificar que no le prestes la atención que merece y necesita, aunque en el fondo todos diferenciamos la mano derecha de la izquierda, al igual que lo hacemos con lo que está bien y está mal.
Es penoso, vergonzoso y decepcionante, pero por desgracia, es real.

Bob Marley necesita una familia, una de verdad. Medítalo, valóralo y sobre todo, plantéate que es una responsabilidad para toooooooooda la vida, la tuya y la suya.

PDF

Contactar por Bob Marley

Solicitud de contacto para Bob Marley

Ingrese el contenido de la imagen