Foto 4 de 13   |

Aldo

Ficha de Aldo

en adopción
  • Nombre: Aldo
  • Clase Perro
  • Desde 7-11-2018
  • Sexo Macho 
  • Edad 11 meses y 1 día 
  • fecha de nacimiento 8/2018 
  • Raza Única 
  • Tamaño Mediano 
  • Altura 39 cm 
  • Localidad Lleida  (Lleida)
  • ID 912 

Descripción

ALEJO Y ALDO DE NUEVO EN EL REFUGIO

Son tan monos cuando son cachorros, aunque en general, la mayoría de los animales son una monada cuando apenas tienen días o meses de edad. Ojos enormes, movimientos patosos, aspecto de fragilidad… no deja de provocarnos un instinto protector que hace que los veamos tan y tan adorables que solo queramos tener uno.

Pero estas cucadas tienen que crecer, aprender comportamientos, moralidad en el caso del ser humano...y para ello están los padres, los hermanos… para ser un ejemplo a seguir.

¿Pero qué ocurre cuando un cachorro no tiene a un referente de su especie al lado?
Que si nadie le enseña que es lo correcto o que no lo es, como debe comportarse en según qué ocasiones, o como no debe, como no tener ansiedad cuando se queda solo en casa, como saludar a los de su especie, COMO SER UN PERRO en definitiva, entonces es cuando vienen los problemas.

Y si el niño sale drogadicto, roba, o va por el mal camino por que no se hizo bien, se hace lo posible y lo imposible por él. Pero si un animal empieza a dar problemas…

Con todo ello nada más decir que hay que ser consecuente con la decisión de tomar una mascota, sobretodo cuando son CACHORROS. Hay que tener en cuenta que:
- Cada familia tiene unas condiciones a las cual se adapta mejor una mascota u otra, en las cuales hay que pensar antes de actuar. Cachorro/adulto, macho/hembra, perro/gato...
- Toda la familia debe hacerse cargo del animal, repartiendo tareas, responsabilidades y siendo coherentes entre todos ellos.
- Enseñar al animal, sobretodo en el caso de los perros, para conseguir una buena convivencia y una buena educación. Tratando al animal como un animal, no como un ser humano, pues ellos no entienden de eso.

ALDO y ALEJO fueron dos bolitas de pelo que se encontraron en una casa junto con su madre y demás hermanos, cuyas condiciones eran tan deplorables que la policía tuvo que intervenir.

En su día fueron adoptados, pero ahora han vuelto a la protectora, principalmente por no haber tomado la decisión correcta acorde a las necesidades de cada cual.

Ahora tienen unos 8 meses, siguen siendo unos CACHORROS, y vuelven a esperar a esa familia responsable que haga de ellos unos perretes felices y equilibrados.

Alejo sigue teniendo la misma cara de enfadado, que le confiere ese aire tan único y especial, y Aldo sigue siendo un Don Juan.

Ambos son muy cariñosos, culoinquietos y juguetones. No conocen límites pero están esperando por ellos. Son de tamaño pequeño/mediano.

Relacionados con Aldo