Foto 1 de 17   |

Lulú

Ficha de Lulú

en adopción caso especial
  • Nombre: Lulú
  • Clase Gato
  • Desde 9-8-2018
  • Sexo Hembra 
  • Edad 1 año y 11 meses 
  • fecha de nacimiento 5/2017 
  • Raza Común Europeo 
  • Tamaño Mediano 
  • Localidad Lleida  (Lleida)
  • ID 825 

Descripción

LULÚ NO ES UNA GATARANCIA.COM

Hoy os vamos a volver a presentar a Lulú. Un día ya lo hicimos, pero lo que vamos a contar ahora no tiene nada que ver con lo que dijimos al principio. ¿Os engañamos? Nada de eso, Lulú nos medio engañó a nosotros…

Lulú llegó al refugio tras ser rescatada de una zona muy peligrosa. Su territorio estaba al lado de una rotonda, y las personas que se encargaban de proporcionarle comida y agua vivían con el corazón en un puño, temiendo que cualquier día apareciese atropellada.

Pasaron los meses, y Lulú se recluyó en su pequeño mundo. Eligió una cesta en la que estar y allí se quedó. Solo bajaba para comer, beber y hacer sus necesidades. Nunca salió a disfrutar de la luz del sol en la parte exterior de la habitación.

Los días pasaban y por desgracia Lulú seguía en esa monotonía.
Se dejaba tocar, acariciar y manipular cuando era necesario, muchas veces gracias a una latita con tropezones. Pero ella seguía recluyéndose en su cesta.

Lulú pasó a ser entonces un caso especial, entró dentro del proyecto “Adopta un gato rancio.com”. Pasó a englobarse dentro de esos gatos y gatas sociables y domésticos a los que no les gusta mucho interactuar con las personas, pero que sí dependen de nuestros cuidados y atenciones. Gatos llamados VISUALES. Podemos disfrutar de su belleza, de su elegancia, de sus cantarines maullidos, pero no son abrazables ni achuchables.

Siguieron pasando los días, y parecía que Lulú iba perdiendo peso. No le gustaba la compañía de los demás gatos lo que hacía que todavía saliera menos de su cesta.

Ante esta situación, y con el fin de que Lulú saliera de ese bucle sinfin, una voluntaria tomó a esta introvertida gatita en acogida.
¿¿¿Y cuál fue entonces la sorpresa???

Tras un día de acondicionamiento al nuevo lugar, Lulú se paseaba por toda casa.

Tras día y medio de llegada, Lulú respondía con maullidos a su nombre y se lanzaba corriendo a los brazos en busca de mimos y calor.

No hay día que pase sin querer su dosis de mimos diaria. Si decides un día que duerma en la habitación, nunca volverá a querer dormir sola.

Cuando tardas en volver a casa te recibe con maullidos de alegría y probablemente cierto rencor por haber tardado en volver.

Se porta muy bien cuando está sola, y si estás en casa no quiere separarse de tí. Busca tus pies, tu regazo… ya no quiere su mantita preferida, lo que quiere es tu calor.

Lulú nunca fue una gata rancia, simplemente estaba en un lugar que para ella era un mundo, lleno de seres con los que no quería convivir.

A día de hoy, ha quedado demostrado que es una gatita de lo más equilibrada, juguetona y cariñosa. El único requisito, tiene que ser gata única para que sea completamente feliz.

Aquí está su video recopilatorio, como podréis ver es un encanto de gatita: https://youtu.be/Uosv0kBI8t0

Lulú tiene casi dos años. Está vacunada, desparasitada, esterilizada, testada FeLV-FIV (-) y chipada.

Contactar por Lulú

Solicitud de contacto para Lulú

Ingrese el contenido de la imagen